Tendinopatía y fisioterapia

Fisioterapia y tendinopatías

¿Qué son las tendinopatías?

Purafisioterapia. Las tendinopatías son dolencias crónicas que afectan las estructuras tendinosas. Pueden causar disminución de la fuerza, inflamación y dolor intenso, siendo un motivo muy común de consulta en los servicios de Fisioterapia. La severidad puede variar desde una discreta molestia a incapacidades importantes que se prolongan a lo largo del tiempo. Las lesiones tendinosas tienen distintos tipos y grados según el daño producido y evolución presentada. Los más comunes son: Tendinitis, Tendinosis o Tenosinovitis dependiendo del tipo de tejido afectado.

Tendinopatía y fisioterapia

Tendinopatía y relación con el deporte

Los ejercicios y la actividad deportiva pueden ser un factor desencadenante en una tendinopatía o pueden ser beneficiosos para prevenirla. El impacto repetitivo y el exceso de uso muscular, articular o tendinoso pueden predisponer a los atletas a desarrollar lesiones agudas o crónicas. Por ello, se recomienda adaptar los programas de entrenamiento al nivel físico y técnico individual, así como respetar las cargas adecuadas tanto en intensidad como en volumen.
 
Además, otros factores que pueden contribuir al riesgo de lesión incluyen la edad del deportista, la cantidad de descanso entre sesiones de entrenamiento y competición, problemas biomecánicos relacionados con zonas específicas del cuerpo y patologías previas no tratadas.

Técnicas de fisioterapia y tendinopatías

La Fisioterapia es un tratamiento eficaz para reducir los síntomas propios de las tendinopatías. El objetivo principal es la recuperación de la función, evitando las sobrecargas y manteniendo el movimiento sin dolor. Los componentes fundamentales serían ajustes de carga, mejora de la calidad muscular, reducción del dolor y optimización de los patrones motrices. Para ello se utilizarían técnicas como masaje, ultrasonido, electroterapia (IONTOFOTOTERAPIA), taping, terapias manuales y terapias dirigidas (ejercicios isométricos donde se sustituiría la contracción externa por una contracción muscular pasiva generada por el fisioterapeuta). También se recomienda el uso de cremas con sustancias antiinflamatorias y analgésicas para paliar los síntomas más agudos. 

Tendinopatías y rehabilitación a través del ejercicio terapéutico

Una vez se ha logrado un control óptimo de la sintomatología, es necesario realizar un trabajo terapéutico para conseguir la mejora del movimiento y la fuerza. Esto implica el empleo de ejercicios adaptados a cada paciente, dónde el objetivo es alcanzar buenas técnicas con la menor cantidad de sobrecarga posible. Se recomienda comenzar con estiramientos suaves de los tejidos musculares que limitan los patrones motrices, seguido de ejercicios dinámicos progresivos (isotónicos) que permitan incrementar la carga y mejorar el rango articular del paciente. Finalmente se podrían realizar trabajos pliométricos para completar la recuperación funcional. 

En Purafisioterapia, tu clínica de fisioterapia en el barrio Salamanca y tu centro de fisioterapia en Chamberí te aconsejamos y ofrecemos el mejor tratamiento posible para tu rápida recuperación.

Valido la inscripción de este blog al servicio Paperblog bajo el seudónimo purafisio ».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para mejorar la experiencia en nuestra web.¿Estás de acuerdo?